Contra los petardos

Los petardos me dan pánico. Especialmente cuando los veo en las manos de niños pequeños. Si somos padres responsables durante todo el año, ¿por qué les dejamos jugar con algo tan peligroso para ellos?

Me parece increíble que una sociedad que no deja a sus niños y niñas jugar solos en la calle sea tan permisiva estos días y vea con buenos ojos que un niño de 7, 8 o 9 años guarde un mechero en un bolsillo y un paquete de petardos en el otro. Esos mismos niños y niñas a los que sobreprotegemos, llevamos de la mano al colegio durante toda la Primaria (como poco), a los que vigilamos de cerca en el parque y con los que nos presentamos en urgencias apenas sube un par de grados su temperatura corporal, de repente, juegan con pólvora y fuego. Y son sus propios padres y madres los que, en la mayoría de los casos, les han dado el dinero para el material explosivo. Así, tal cual.

petardos-niños-sevilla-pirfa-sevillaconlospeques

Esta misma navidad nos han llegado varios avisos del 112 haciendo referencia a niños heridos a causa de los petardos. Soy periodista y es así año tras año. Un clásico de las navidades que empiezan con el sorteo de la Lotería, terminan con los regalos de Reyes y, por el camino, se dejan siempre algún menor herido. Por no hablar del sufrimiento de los animales. La red está llena de páginas con consejos para calmar a los perros en esta época. Son especialmente sensibles a los ruidos fuertes y algunos, incluso, llegan a morir.

Los petardos me dan pánico, lo reconozco. Especialmente cuando los veo en las manos de niños y niñas tan pequeños. Si somos padres y madres responsables durante todo el año, ¿Por qué les dejamos que jueguen durante estos días con algo que es tan peligroso para ellos?

Suscríbete a nuestra Newsletter y conoce nuestras ofertas y novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*