Un mapping infantil que se debería quedar en el Museo

¡Otra, otra, otra! Hasta cuatro veces tuvieron que repetir la proyección de ayer del mapping infantil en el Museo de Bellas Artes, ante la insistencia de los pequeños que se negaban a irse a casa…

¡Otra, otra, otra! Hasta cuatro veces tuvieron que repetir la proyección de ayer del mapping infantil en el Museo de Bellas Artes, ante la insistencia de los pequeños que se negaban a irse a casa. Un centenar de personas (entre papás y peques) se congregaban en la escalera interior del Museo y esperaban, con las luces apagadas, a que el angelito Zacarías, protagonista del libro Revuelo en el museo, empezará a hacer de las suyas por las paredes del edificio. Los más chiquitines estaban entusiasmados. Se escuchaban exclamaciones de admiración por parte de los pequeños que veían cómo el entrañable personaje revoloteaba por la pared.

maping-00-sevillaconlospeques

Para los padres, el espectáculo no estaba en la pared sino en las caras de sorpresa de sus hijos que estaban encantados con el espectáculo. Una magnífica forma de empezar la Navidad.

maping-01-sevillaconlospeques

El mapping infantil partió de una iniciativa de Marina García, autora del libro, y de su hijo de 15 años que quisieron presentar de esta forma tan mágica el cuento, financiado gracias a una campaña de crowfunding. Por este motivo, no está previsto que la proyección vuelva a repetirse. Una verdadera lástima porque los peques de Sevilla deberían tener más oportunidades para disfrutarlo ya que es una forma perfecta de acercarlos al Museo.

maping-02-sevillaconlospeques

Desde Sevilla con los peques solicitamos al Bellas Artes que lo haga posible. Ayúdanos a conseguirlo!!!

Suscríbete a nuestra Newsletter y conoce nuestras ofertas y novedades.

2 thoughts on “Un mapping infantil que se debería quedar en el Museo

  1. Ay!, que ilusión me ha hecho vernos en la foto, allí arriba del todo. Por todo lo que explicástéis en el post anterior sobre el tema no podíamos perdérnoslo. El libro es genial y haber contribuido a hacerlo realidad es un orgullo. Y el mapping en el museo, coincido, debería formar parte de la oferta para los peques. Es una excusa perfecta para acercarlos al edificio y la colección.
    Un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*