Una aventura pirata para niños en el río Guadalquivir

El Barquero de Triana propone para los niños una auténtica aventura pirata por el río Guadalquivir. ¡A la búsqueda del tesoro!

Una auténtica aventura pirata por el río Guadalquivir. Esta es la propuesta para niños que hace El barquero de Triana, una atracción turística dedicada a recorrer el río a bordo de una embarcación histórica. Los niños tienen la oportunidad de vivir una fascinante aventura y sentirse como auténticos bucaneros surcando las aguas del Guadalquivir a bordo de un barco único como el del Barquero de Triana, una balandra auténtica de época, construida de madera y homologada para prácticas de navecación.

 

Mediante la actividad, los niños serán los protagonistas de la búsqueda de un tesoro escondido. Ataviados como verdaderos piratas (el barquero de Triana propone que los peques vayan disfrazados), los niños montarán en la embarcación para emprender la búsqueda de una botella que esconde un mensaje con pistas para encontrar un tesoro. Durante la travesía, los pequeños tendrán ocasión de ver los patos y las tortugas que habitan en el río Guadalquivir y al acabar la aventura y descubrir el tesoro cada niño volverá a casa con un cofre lleno de monedas de chocolate.

Durante el recorrido los niños serán partícipes en todo momento de cuanto hay que hacer para poner en marcha la embarcación. Así, aprenden a remar, poner velas, manejar el timón y conocimientos básicos de navegación.
Los niños pueden participar de esta actividad a partir de los 3 años de edad. La aventura pirata está diseñada para que los peques vayan en la embarcación sin los padres, solos con el barquero y el apoyo de un adulto más. Pero el Barquero de Triana ofrece también la posibilidad de participar en otras travesías pensadas para familias con niños.

 

El recorrido es de una hora de duración y transcurren entre las zonas del Pabellón de la Navegación, el barrio de Triana, la Torre del oro y el club Náutico. La capacidad del barco, y por tanto de la aventura pirata, es de un máximo de 8 niños. Y el precio es de 60 euros (en concepto del alquiler de la embarcación) más 5 euros por cada niño. Se trata, por tanto, de una actividad fantástica para celebrar un cumpleaños diferente o para convertirse en un original regalo de comunión. El embarcadero de salida puede acordarse según los intereses del grupo, el embarcadero del callejón de la Inquisición en Triana o el del Palacio San Telmo son alguna de las opciones a las que se suma el embarcadero del acuario, que puede ser ideal para poner el broche de oro a una visita al acuario.

Para reservar la actividad o para solicitar más información es necesario llamar o mandar un mensaje al 666 687 584.

Suscríbete a nuestra Newsletter y conoce nuestras ofertas y novedades.

One thought on “Una aventura pirata para niños en el río Guadalquivir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*