banner publicitario Lipasam

Consejos para ahorrar agua en casa

EMASESA recuerda a las familias de Sevilla que ahora más que nunca es necesario hacer un uso responsable del agua y no malgastarla.

El agua de mañana, la ahorramos hoy. Por ello, es importantísimo cuidarla. A continuación proponemos algunos consejos muy sencillos para ahorrar agua en casa.

Ahorrar agua en casa: EMASESA recuerda a las familias de Sevilla que ahora más que nunca es necesario hacer un uso responsable del agua y no malgastarla

El agua es uno de nuestro bienes más preciados. Sin agua no hay vida por lo que estamos obligados a cuidar cada gota de este recurso. La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla, Emasesa, nos recuerda que desde el abril de 2018 el agua de los embalses que abastecen a Sevilla y al área metropolitana ha descendido cerca de 200 hm3.

La falta de lluvias ha provocado que los embalses se encuentren al 65,6 por ciento de sus capacidad. Casi 30 puntos menos que en 2018.

 

Ante esta situación, EMASESA recuerda a las familias de Sevilla que ahora más que nunca es necesario hacer un ahorro del agua en casa (higiene personal, ducha diaria, cocinar, fregar…) generando hábitos de cuidado que resultan vitales para el mantenimiento y desarrollo de la vida humana, la biodiversidad y las actividades económicas.

cuidar #TuAgua

  • Dúchate en vez de bañarte. Una ducha supone un ahorro medio de 400 litros por día y hogar.
  • No dejes el grifo abierto al lavarte los dientes o afeitarte. Con esta práctica tan habitual se derrochan hasta 30 litros por persona cada día.
  • No mantengas el grifo abierto al fregar los platos. Es mejor llenar la pila y lavar en ella los platos.
  • Reutiliza el agua. Intenta volver a utilizar el agua que no esté sucia para otras acciones, como por ejemplo, el agua del baño de tus hijos te puede servir para fregar el suelo.
  • Racionaliza el riego. Lo puedes realizar aprovechando el agua de lluvia o bien estableciendo sistemas de riego por goteo.
  • Ten cuidado con las fugas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo la grifería y los elementos urinarios porque con el uso pueden aparecer pequeñas fugas que generan importantes pérdidas de agua y dinero al cabo del tiempo.
  • Cambia tus electrodomésticos tradicionales por los que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++. Sobre todo, la lavadora y el lavavajillas. Este tipo de electrodoméstico ahorran un 50% de consumo de agua gracias a sus sistemas económicos y sus programas de media carga.
  • Instala grifería termostática o electrónica en la cocina y el baño. Estos sistemas hace que el uso del agua se racionalice al poderse regular el consumo.
  • Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos. Esto hará que gasten menos cuando los tengamos que utilizar.

Suscríbete a nuestra Newsletter y conoce nuestras ofertas y novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*