banner publicitario Lipasam

El Castillo Mágico, una escuela infantil Reggio y bilingüe para niños de 2 a 6 años en Sevilla 

El Castillo Mágico propone un modelo de educación alternativa e innovadora junto al parque Miraflores en Sevilla.

Reggio Emilia School El Castillo Mágico propone un modelo de educación alternativa e innovadora basada en las artes junto al parque Miraflores en Sevilla

Conocer el mundo, permitir ser para aprender, respirar el aire, saltar en los charcos y nadar en aguas azules, ¡imagina la escuela que quieres y hazla realidad! El Castillo Mágico es un colegio en el que se dota al alumnado de propuestas variadas que permiten favorecer el desarrollo de los talentos que todo niño lleva dentro. Todo durante la jornada escolar, siendo el tiempo de la escuela de la escuela y el de la tarde para los niños. Los peques de 2-6 años de El Castillo Mágico se disponen en grupos reducidos, máximo 12 estudiantes a partir de 3 años, apostando por una educación personalizada en esta etapa tan sensible a la vez que importante para el desarrollo posterior.  Se trata de la primera Escuela Bilingüe cuyo proyecto de acompañamiento en la crianza se basa en las artes y que es llevado a cabo por artistas expertos en Educación Infantil. Un centro del presente, diferente, de puertas abiertas, en el que puertas y tabiques son de cristal, luminoso, amplio e inspirado en la filosofía de las escuelas de Reggio Emilia (Italia).

El Castillo Mágico es una escuela en la que todos sus espacios propician aprendizajesrompiendo con los roles tradicionales de aulas, comedor o zonas de recreo. Algunos de sus ingredientes son un bosque como zona exterior, con árboles y hierba naturales, ambiente de siembra, recolección y consumo de alimentos cultivados, cascada, arroyos o estanque; para disfrutar del sol, la lluvia y el aire libre. Aulas laboratorio, abiertas y versátiles, espacios diáfanos, y concepción de escuela como extensión del hogar en el que las familias también tienen sus espacios. Los niños accederán a la educación posterior sintiendo verdadero amor por perseguir el conocimiento, habiendo descubierto sus dones y todo aquello que les facilitará sus vidas. El equipo está formado por educadores artistas, que llenan las aulas de música, danza, teatro, escultura, pintura, creaciones audiovisuales, experimentación y sobre todo asombro y diversión.

El Castillo Mágico trabaja todas las áreas del currículo, así como otras relacionadas con la filosofía de Reggio Emilia, desde la pedagogía de la escucha, validando las emociones, estableciendo límites de manera respetuosa, cuidando la estética como tercer educador y de forma holística: expresión y comunicación (lengua y literatura, artes escénicas, plásticas y audiovisuales, filosofía para niños, educación emocional y creatividad), laboratorio de ciencias (matemáticas, experimentos y astronomía), motricidad (interior y al aire libre, incluyendo actividades acuáticas), conocimiento del Medio Natural y Social (sensorialidad, huerto urbano, animales de verdad, vida cotidiana, rutinas y sociedad) y Taller Profesional (artesanía, cocina, carpintería, robótica…).

En esta Reggio Emilia School, los peques de 3-6 años van a la panadería cada semana, preparan sus desayunos saludables, ponen el lavavajillas y organizan los espacios. Tienen su propia casa, van al mercado, llaman a sus clientes y disponen de cuevas en las que refugiarse… Cualquier situación de la vida es vivida y resuelta, generando una gran capacidad resolutiva y fomentando la autoestima de los niños y niñas, que conviven siendo de distintas edades, como en la vida real.

El Castillo Mágico parte de la premisa de que todos los niños tienen un don que se debe descubrir y desarrollar en un ambiente dotado de provocaciones y recursos, guiado por personas adultas que puedan pensar en profundidad acerca de los niños. Por eso, esta escuela pone a disposición de sus usuarios espacios preparados para incitar a un aprendizaje natural e intuitivo en función de las necesidades de cada etapa, respetando los ritmos de cada niño, animándoles a potenciar sus habilidades y haciendo primar la felicidad, la libertad y la tranquilidad.

Principios: 
  • Todo niño tiene un don. Sólo hay que descubrirlo.
  • Todos somos escuela, conformamos una comunidad educativa: maestros, estudiantes, familias y sociedad.
  • El don puede desarrollarse en un ambiente dotado de provocaciones y recursos, guiado por personas adultas que puedan pensar en profundidad acerca de los niños.
  • Se ha de reconocer el don, ayudar a que se desarrolle y retar para ello al niño sin estrés ni ansiedad, sin frustración, sin presión.
  • En gran medida, la gestión y presentación de los espacios va a condicionar los resultados. La escuela El Castillo Mágico dispone de equipamientos versátiles, recintos espaciosos, luminosos, conectados. Organizados de modo que el niño pueda desplazarse sin peligro y libremente. Nada se deja al azar, ya que el espacio enseña, educa. 
  • Por último, se muestra sensibilidad en el que educa. Entendiendo la educación en sí misma como arte social. Luchando cada día por un mundo más artístico, humano, justo y mejor.
  • Las escuelas El Castillo Mágico se construyen teniendo en cuenta las pedagogías invisibles, mostrándose como centros de hoy en base a la investigación e innovación como constantes. 

En resumen, en Reggio Emilia School El Castillo Mágico de Sevilla se cultiva y se cocina lo que se come, se propicia el contacto directo con el medio social, se fomentan el pensamiento artístico y matemático, así como la concentración y el lenguaje. Sintiendo el agua, el aire, el fuego y la tierra que empujan a conectar con la naturaleza. 

Las inscripciones están abiertas. Ya puedes reservar la plaza para tu peque.

Más información e inscripciones:
Escuela Infantil El Castillo Mágico
611 620 403
info@ceielcastillomagico.es

Suscríbete a nuestra Newsletter y conoce nuestras ofertas y novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*